15 métodos para leer y aprender más rápido

15 métodos para leer y aprender más rápido

¿Cuántas palabras lees por minuto? 

La velocidad media que tiene cada persona para leer depende de varios factores, como la costumbre, en que lengua estamos leyendo, lo que nos rodea… Pero como velocidad media se considera que se puede leer entre 200 y 300 palabra por minuto. 

Si eres una persona que has notado que no consigues leer tantas palabras como quisieras y te gustaría incrementar tu velocidad, te dejamos unos consejos para cambiar estas costumbres: 

En primer lugar, vamos a fijarnos en el entorno. Debemos cuidar el lugar donde vamos a leer. Buscaremos un entorno bueno y tranquilo donde leer. Tendremos que colocarnos en lugares libres de distracciones, donde nos encontremos relajados y te encuentres focalizado solamente en leer tu libro. 

Después, nos centraremos en la iluminación. Debemos tener una luz apropiada para leer los libros, puesto que con una buena iluminación favorecerá la comprensión. Por el contrario, leer con luz escasa, dificulta la lectura y afecta a la salud (como dolores de cabeza). 

Por otro lado, tendremos que tener un ambiente reconfortante. Debes encontrarte cómodo/a en el lugar donde vayas a leer, cerciorándote de que no haya contaminación acústica y no haya distracciones. 

Finalmente, crea rutinas. Debes establecer un rincón para leer fijo. También crearemos un horario óptimo para la lectura, de manera que haremos la actividad de manera frecuente. Sin obligar ni abrumar, fijaremos tiempos reducidos en el caso de niños (de 5 a 7 minutos varias veces al día) y, en medida de que se forman los lectores, se podrán aumentar los tiempos de 10 minutos a 1 hora al día.   

Te dejamos unas herramientas a tener en cuenta para leer con más facilidad: 

1.    Leer el texto por encima 

Antes de todo, después de establecerte en un lugar cómodo con buena iluminación, debes echarle un primer vistazo a la lectura, así como a su estructura y su extensión. También debes observar si está compuesto de imágenes y/o gráficos. De esta manera, cuando leas el texto de nuevo, lo harás más ágilmente. 

  

2.    Procura no repetir palabras 

Releer las palabras hace que leamos más lento, para combatir y eliminar este hábito se puede utilizar música instrumental. 

  

3.    Procura no releer 

Intenta leer de seguido todo el texto, no te pares para volver a leer lo que no entendiste. Más adelante lo entenderás, ya que normalmente todo el texto estará relacionado. 

  

4.    Definir el ritmo 

Con un objeto de referencia (un lápiz o un metrónomo, por ejemplo) se marca una velocidad de lectura. 

  

5.    Mide cuentas palabas puedes leer por minuto 

Debes calcular cuantas palabras eres capaz de leer por minuto, de manera que poco a poco procures vencer tu marca personal. 

  

6.    Leer bloques, no palabra 

Debes leer toda la oración completa, ya que el cerebro procura rellenar los huecos. No te detengas en leer cada palabra, sino la oración completa. 

  

7.    Practica, practica y practica 

“La práctica hace al maestro”. Pues esto es que cuanto más leas, más practicas, y más harás los ojos y el cerebro a la lectura, y de esta manera, más rápido leerás. 

  

Como leer más rápido entendiendo lo que lees.

  

En el caso de lo que quieras es recordar más fácilmente conceptos o información, las herramientas que te facilitamos son las siguientes: 

8.    Preparar un resumen y /o lista (mejor a mano). 

Debes confeccionar una lista y/o resumen que deberás repetir hasta que te lo aprendas, y llegado el momento deberás repetirla sin mirar el papel. Para que sea más eficaz el recuerdo, deberás confeccionarla a mano, ya que la escritura facilita el recuerdo. Además, en el caso de realizar una lista, lo oportuno seria realizarla en orden alfabético, puesto que esto hará que sea más fácil de memorizar. 

  

9.    Crear acrónimos o frases simples 

El recuerdo de la información se puede simplificar gracias a la creación de palabras o acrónimos relacionados, de manera que sea más sencillo retener los textos. 

  

10. Recordar información o textos 

La manera más simple es repetir las cosas sucesivamente hasta que te acuerdes, y un buen truco es en voz alta. 

  

11. Grábate 

¿Cuántas canciones recuerdas? Un buen truco es grabarte para ir introduciendo la información en tu cerebro a medida que lo escuchas, de igual forma que ocurre con las canciones almacenadas en tu cabeza. 

  

12. Chunking 

Se utiliza esta técnica de memorización con la agrupación de conceptos con un mismo criterio (por ejemplo, números, países, ríos, continentes…) 

  

13. La encadenación de elementos 

Uniendo en una misma oración diferentes elementos mejorará la facilidad de recuerdo, de manera que relacionará elementos que conexionarán en tu cabeza y harán que lo recuerdes en tu cabeza. 

  

14. La asociación de conceptos 

Una técnica muy buena a tener en cuenta es la asociación de imágenes a palabras o frases, de esta manera podremos crear un conjunto de conceptos relacionados en frases e imágenes. 

  

15. La memorización de conceptos 

Hay que tener en cuenta que la utilización de tu cuerpo hace que el recuerdo se haga más fácil. Si bien es cierto que al repetir muchas veces la misma palabra es más fácil recordarla, sumaremos a esto que la utilización de cualquier parte del cuerpo y movimiento, te será más fácil para la fácil retención en la memoria de estas. 

    

Teniendo en cuenta todas estas herramientas, se nos hará más fácil la agilidad de lectura y la rapidez en el aprendizaje. Pero si esto no es suficiente, debes tener en cuenta que no recordar los conceptos no es el fin del mundo. Por lo tanto, no te agobies y relájate. Debes practicar y poco a poco, poniendo en uso todas estas técnicas, irás dominando mejor la agilidad mental, la facilidad de lectura, será más simple memorizar los conceptos a largo plazo, por lo que no te frustres. 

Posted on 19/05/2022 Home 0 439

Dejar un comentarioLeave a Reply

Debe iniciar con la sesión iniciada para poner un comentario.
Ant.
Sig.

No products

To be determined Shipping
0,00 € Total

Prices are tax excluded

Check out